Jueves, 15 Marzo 2018 16:16

Una tortuga en la Comunidad Pacheco

Written by

Una tortuga apareció esta semana en el parque de la Comunidad Pacheco entre las lechugas y las acelgas.

No sabemos cómo llegó o desde donde caminó, pero cuando la encontramos parecía descansar cómodamente sobre una hoja de lechuga de uno de los canteros de nuestra huerta.

Las tortugas no son animales domésticos. Sin embargo, en Buenos Aires existe la costumbre de comprarlas para que sean mascotas de los niños. Por otra parte, consultamos y sabemos que es una especie silvestre, natural en esa zona por lo que podríamos decir que no está extinta si nació en la zona y llego hasta aquí rondando su propio hábitat. 

Los pasos de la tortuga:

Tres días atrás, el profesor de huerta vio a la tortuga a dos cuadras de la Comunidad Pacheco al costado del camino. Al día siguiente uno de los jóvenes que asiste al taller de huerta y jardinería la vio caminando por el medio de la calle y la puso a un costado para evitar que fuera pisada por un automóvil. Ayer, al comenzar el día vimos algo pequeño que se movía entre las plantas de los canteros y al acercarnos descubrimos que la tortuga estaba disfrutando de los sabores de nuestras plantas comestibles.

Esa misma tarde, en reunión con los jóvenes el único tema de conversación que parecía interesar a todos era saber más de la tortuga y pensar que haríamos con ella.

La primera preocupación fue darle de comer y asegurarnos que tuviera agua para tomar. De todo lo que probaron los jóvenes, los tomates parecieron ser su comida favorita.

La segunda inquietud fue descubrir si los cuatro perros que viven en la comunidad y que llegaron igual que ella, vagabundeando y buscando refugio y hogar, podrían aceptarla.  Para averiguarlo, los reunimos, les acercamos la tortuga y dejamos que la olieran. Luego les mostramos como nosotros la cuidábamos y le dábamos un lugar. La bajamos al piso y ellos parecieron integrarla a su grupo. Desde ese momento la miran todo en todo momento, pero no la tocan y no tratan de molestarla.

Con la tortuga a salvo, decidimos preguntar a los vecinos si la conocían, pero no encontramos a nadie que supiera de ella. Entonces, pensamos en que deberíamos conocer su sexo y luego ponerle un nombre.

Investigamos y descubrimos que nuestra nueva integrante de la comunidad es hembra y el nombre propuesto y aceptado por todos fue Aurora.

La tortuga Aurora ya disfruta de nuestra compañía y nosotros de la de ella en la Comunidad Pacheco.

 

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Viví Pacheco Comunidad y Sustentabilidad

Alianzas

The international ecotourism society
The Travel Foundation
Red de Turismo Responsable
Plantarse
World Travel Market
travel2change
Planeterra
Omprakash
© Copyright 2016 luppino.com.ar